domingo, 31 de julio de 2016

Sombrilla realizada por mi para un traje de 1900.

Es la primera vez que me animé a hacer una sombrilla, y aunque ahora cambiaría algunas cosas, el resultado final no está mal. (Aunque ya puse otra hecha por mi, la primera que hice fue esta).
La duda inicial era el tamaño...tal vez demasiado grande para la imagen inicial que yo tenía de las sombrillas. Así que me puse a buscar imágenes en internet para ver si encontraba sombrillas de mayor tamaño a las que yo tenía antiguas.
Y aparecieron no pocas, de las cuales he elegido algunas.
Pero sobre todo me animé a esta empresa, que en un principio me daba mucho respeto.
Con un paraguas de mango corto que tenía por casa, de propaganda, y que nunca usaba. (tengo varios iguales), me lancé a quitarle la tela.
Una vez quitada, descosí una de las partes para que me sirviera de patrón para cortar la nueva.
Corté todos los trozos iguales y los cosí a maquina.
Hice esto dos veces, una para la parte exterior, y otra para la tela beis lisa, que recubría la parte interior.
Les aconsejo, si se lanzan a esta empresa, que elijan telas muy finas, porque en mi caso, al tener dos capas, y además, al ser la exterior un poco gruesa, tiene demasiado volumen al cerrarla.
Ya no diré que pesa mucho, pero sí más que las antiguas.
O bien las hacen de una sola tela, o bien de dos muy finas.
Otra cosa que no hice, y sí que lo pensé...fue en pintar con un spray todo el varillaje, de color negro, pues todas las que he visto antiguas ( o eso creo recordar), van en ese color. Pero como la sombrilla era tan clarita, no me atreví para que no se viese demasiado, ni fuera el foco de atención de la sombrilla.
Una vez colocadas las dos telas, las coloqué sobre el varillaje y las cosí a mano juntas, tanto en el vértice, como en el borde.
Y para centrar las telas y que las costuras coincidiesen con las varillas, por la parte interior, a media varilla, les di unas puntadas. De esta forma está muy sujeta la tela a la varilla y coinciden con las costuras.
No recuerdo si previamente, o posteriormente, cosí la puntilla de adorno en todo el perímetro de la tela.
Así mismo, y para tapar las puntadas dadas en el vértice, cosí como pude, pues no es fácil, un pequeño adorno. Es más sencillo poner unas gotas de silicona.
Hice una borla en hilo de algodón para el mango, muy sencillo de realizar y en internet encontrarán mil y un video sobre este tema.
Corté una cinta de puntilla, de la misma tela del traje, para hacerle la banda del recogido.
Pensé en quitar ese mango y colocarle otro más fino y largo, pero no sale la madera ni a tiros, así que de momento seguirá tal cual está. Pues aunque las sombrillas chinas de ese momento si que son así de cortas, y con un mango semejante, las de tela lo llevaban mas largo.
Tal vez no son tan grandes como la mía, pero tampoco tan pequeños como creía en un principio.
Era frecuente que llevaran paraguas o sombrillas negras, lisas, sin adornos, tanto en invierno, como en verano.
En la foto de abajo, sombrilla negra, lisa y grande, para estar en la playa.







4 comentarios:

  1. Buenas tardes.
    Estoy pensando en hacerme una, ¿cuando tiempo tardaste en teminar la tuya?

    ResponderEliminar
  2. Depende de la dedicación, de las horas diarias. Yo en res días, a ratos.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante. Una duda, porque yo también llevo tiempo queriendo hacer una, es cómo desmontó la tela en el vértice o punta. Y sobre todo cómo lo sujetó, porque sé que en las antiguas esa pieza puede desenroscarse, pero las actuales no dejan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como la tela que quitaba no servia para nada, lo hice lo mejor que pude con una tijera de punta y un cuter. Efectivamente nos e desenroscan. Para coser la nueva con hilo doble fuerte y sueltas alrededor..., y después para tapar el cosido, con un adorno que se puede pegar con silicona, aunque yo lo cosí también.

      Eliminar

Translate