domingo, 3 de septiembre de 2017

Picnic & Swing en León

Este sábado día 2 de septiembre, se ha celebrado por primera vez un evento que tiene afán de repetirse en los próximos años.
Me han comentado que la persona que lo organiza tiene experiencia en estos temas, ya que los primeros fines de mes lo hace en Oviedo de forma reiterada, con distintos temas como eje de las fiestas.
En este caso, a partir de indumentaria de los años 20 y 30, y con el swing como eje central, propusieron una fiesta en el Hípico de León.
La reseña de prensa que a mi me llegó es la que ven en el enlace que adjunto aquí.
La verdad es que el lugar me pareció magnífico para este tema, una hierba estupenda sobre la que sentarse, caminar, extender unas mantas y descansar y charlar con los amigos o escuchar música, o bailar al ritmo de la orquesta que sonase en el momento.
Para los niños ideal para correr, jugar, y desfogarse. Había también una pista para jugar al badminton.
Solo pude acercarme por la mañana, a la hora del vermú, cuando seguía llegando gente con sus cestas, y unas 200 personas se distribuían por la barra, las mesas y la hierba.
El día acompañaba pues estaba soleado, pero con un sol que no molestaba, ideal para un evento de este tipo.
Yo me enteré el día antes por un enlace que una amiga me puso en facebook, y supongo que como yo le pasaría a otra mucha gente, que o se enteraron tarde, o no se enteraron, o lo hicieron tarde, sin tiempo para preparar una indumentaria adecuada.
Yo me puse lo primero que pillé por casa, sabiendo que no era una recreación, y por tanto la fidelidad en la ropa no era imprescindible.
Se mezclaba gente que llevaba ropa años veinte, con otras de años treinta. Y dentro de los años veinte los había con ropa de día, y otros con lo que más identifica a los ojos de los profanos, los vestidos de noche de los años veinte, con cintas en la cabeza, y chicas de charlestón.
Había un grupo que bailaba estupendamente el swing, supongo que son de alguna academia, o aficionados con muchas horas de ensayo y práctica.
Había cuatro puestos de venta de libros para niños, bisutería y cosas vintage.Además un photocall en el que no me resistí a fotografiarme.
Creo que es una actividad ideal para disfrutarla en grupo y sin inhibiciones. Para reírse, bailar, y sacar las cestas de picnic y lanzarse a la hierba.
El grupo de los Solomones , impecable, y estupendo. He de reconocer que me gustan mucho. Los he visto en otras ocasiones y lo hacen muy bien. Animaron al personal, a bailar, o a escucharlos.
Supongo que si esto se perpetua, la gente irá mas preparada, algunos incluso se harán trajes o vestidos, y no solamente adaptarán los actuales.
Lo importante como toda fiesta es pasarlo bien. He tratado de no mirarlo con ojos de recreadora, pues no era una recreación, la indumentaria es muy mejorable. La mia la primera. Pero se aprende, y de llevar ropa de noche a un picnic, o el primer sombrero de ala pequeña que encuentran por casa, pasarán, o pasaremos, a llevar clochés, vestidos años veinte o años treinta, más cercanos a los que se usaron realmente.
No sé como estaría por la tarde de ambiente y de gente. Supongo que mejor que por la mañana. En cualquier caso, para ser la primera vez que se hace, y como todo aquello que nace, lo ha hecho de forma discreta, pero le veo futuro.
Espero que la organizadora no pierda dinero y siga con las ganas para repetirlo otros años. Mi apoyo total a este tipo de iniciativas.

domingo, 27 de agosto de 2017

Exposición de los Romanov en el Hermitage de Amsterdam

En las vacaciones de este verano hemos estado en Amsterdam, y no podía perder la oportunidad de visitar una exposición sobre los Romanov.
No sabía exactamente de que trataría la misma, pero el año pasado habíamos estado en otra exposición en el mismo museo, y me gustó tanto, la puesta en escena era tan impresionante, las piezas, el color..., todo me impresionó, así que si a eso unimos que era de la familia reinante en Rusia, pues no lo pensé dos veces.
He de reconocer que en un primer momento me chocó un poco, por varios motivos :
Era mas oscura que la primera que vi, en la que el color y la luz estaban muy presentes.
En esta había muchas fotografías, y mucha "letra", y yo esperaba más objetos.
La exposición contaba muchas cosas de la revolución rusa desde el punto de vista de los comunistas, de los "insurrectos", quitando protagonismo a la familia imperial.
La exposición comenzó el y acaba el 17 de septiembre, a los cien años del fin de una dinastía, analizando sus últimos momentos y lo que sucedió para llegar a ese final y que ocurrió después del asesinato de toda la familia.
Lo que les muestro es fundamentalmente fotografías, ropa, joyas y otros objetos que pertenecieron a los Romanov en sus últimos años de vida.
 Y sin más preámbulos, paso a mostrarles lo que creo que realmente les interesa, algunos de los vestidos de la familia imperial.
 En este caso un vestido de algodón de verano, fotografiado desde distintos ángulos, porque lamentablemente se encontraban detrás de cristales que hacían muchos brillos y sombras.
En la misma vitrina había otros dos vestidos, uno en amarillo.
Y un tercero en rojo.
 Con flecos de mostacilla, y bordados en las mismas piedras en el final de las mangas y el escote.
La exposición está dividida en dos partes, una de ellas, la que ocupa la gran sala, quiere mostrar el poder, la riqueza, el lujo que rodeaba al zar y su familia.
El segundo espacio recorre cronológicamente la vida del zar, desde su boda en 1896 con Alejandra, pocas semanas después de su ascenso al trono.
Tuvieron cinco hijos, cuatro niñas y un varón, el menor, que era hemofílico. Cosa que sabían de antemano, pues el zar conocía previamente a su boda, que ella era portadora de la enfermedad, y que cualquier hijo varón que tuviesen , tendría la enfermedad.
Traje de noche en verde y negro.
Otro vestido de noche en negro.
Detalle de los adornos del vestido .
Otro de los vestidos de la zarina, con plisados 
Traje de corte de la zarina
Otro de los vestidos de la exposición, con unos detalles preciosos.
Traje de invierno
Dos vestidos de las hijas del zar
Otro precioso vestido
No sabría con cual quedarme...
Y con esto doy por finalizada la entrada. Había otras muchas cosas..., pero quedarán en el tintero...
Espero les haya gustado, y tal vez a alguien les de ideas para nuevos modelos de recreación.
Si tienen oportunidad, no dejen de visitarla.























Translate