martes, 12 de diciembre de 2017

Patinaje sobre hielo en la época victoriana

Son numerosas las imágenes que han llegado hasta nosotros de hombres y mujeres patinando sobre hielo en la época victoriana.
Desde carteles, anuncios en revistas sobre la indumentaria más apropiada para patinar de forma cómoda y elegante, a cuadros, postales, y fotografías.
Más que como un deporte era una forma de divertirse, de compartir el tiempo con otros, de socializar.
Se han encontrado patines en excavaciones arqueológicas de más de 2000 años en Europa y Rusia. Eran patines de hueso. 
Los más antiguos conocidos corresponden a una excavación en Odessa, y se encuentran en el Museo Arqueológico de esta ciudad.
Hay imágenes de personas patinando muy anteriores a la época Regencia, pero es a partir de ahí cuando nos hemos centrado en esta entrada.
Pareja patinando. Una buena disculpa para poder acercarse a la dama, tomarle la mano, e incluso abrazarla, con ánimo de ayuda, sin que esto pareciese mal.
Son muy curiosos los patines, que en la puntera tienen una vuelta que recuerda a los picos de las chinelas árabes, volteadas hacia arriba.
Se colocaban atados sobre el calzado normal, tanto en hombres como en mujeres.
Como pueden apreciar en los grabados, patinan con ropa cotidiana, con todos sus complementos, desde el sombrero, en damas y caballeros, a los guantes y bastones.
La largura de la ropa en las damas, es la normal de la época. Posteriormente encontraremos imágenes en las que se aprecia que la ropa utilizada, es algo más corta que la que llevaban esas mismas señoras por la calle.
Imagen con el título de "Hermanas patinando" en 1895. (Que como sucedía en muchos niños, jovencitas, e incluso ya señoritas casaderas, llevaban el mismo modelo.)
El patinaje sobre hielo se mezcla con el deslizamiento en trineos. Imágen de La Moda Ilustrada de 1865
Con el paso del tiempo la afición por el patinaje siguió creciendo.
En todas estas imágenes, sean fotografías, grabados o de revistas de modas, reflejan patinaje al aire libre, sobre lagos helados, aprovechando las condiciones naturales. 
Imagen de 1867, entre la crinolina y el polisón de la que sería una jovencita, por la largura de su ropa.
Si se fijan, van desapareciendo las grandes puntas de los patines.

Hay muchas imágenes que reflejan la ayuda prestada para colocarse los patines, bien sea por alguien del servicio, bien por un voluntario.
En la imagen superior se muestra a una persona del servicio, que además llevaría la pequeña banqueta para que le resultase más cómodo apoyar el pie a su señora. La diferente indumentaria de las señoras y la criada queda patente en esta imagen.
También lo sabemos hacer solas.

"Primera lección de patinaje" es el título de esta. 1870
Ya en 1901 se anunciaban catálogos de calzado de buena calidad, con una patinadora en la portada.
Las mujeres patinando se utilizaban en anuncios publicitarios, para vender todo tipo de productos. En este caso un tipo de hilo.
Y otras cosas más curiosas, como la imagen inferior, que es una miniatura que promocionaba una marca de cigarros.
Muy abundantes son las postales navideñas felicitando las Pascuas o el Año Nuevo.
La primera pista de hielo, fuera de su lugar natural, se hizo en Inglaterra, en 1842, por un londinense.
Con la llegada de la electricidad, y su difusión en las grandes ciudades, aparecen las pistas de hielo semejantes a las actuales. 

Si quieren saber más cosas sobre la evolución de los patines, aparición de patines de hierro, paso de patines atados a la integración del calzado, la transformación de una diversión en un deporte con el patinaje artístico, encontrarán muchas cosas en internet.
He pretendido centrarme más en las imágenes, en la vida cotidiana, en el patinaje como forma de diversión para todas las edades.
Entretenimiento familiar y social.
1889
Las revistas de moda se apuntaron a esto, y sacaron modelos que publicitaban como ropa específica para patinar.
Jovencita patinando en un lago helado en 1915.
Las postales con niños patinando, aunque no fuesen de felicitaciones, proliferaron a principios del s. XX
Espero que hayan disfrutado con estas imágenes, y les anime, para que solos, o en compañía, se den una vuelta por alguna de las pistas de patinaje que proliferan en estas fechas por nuestras ciudades.



viernes, 1 de diciembre de 2017

Museo Automovilístico y de la moda. II

Aunque este blog se dedica fundamentalmente a la moda en la época victoriana, con pinceladas de indumentaria tradicional y recreación de estas dos, quiero dejarles hoy unas pinceladas de un museo que he descubierto casualmente la semana pasada en Málaga.

Y digo casualmente porque en realidad no sabía que existía, no fuí a verlo de forma voluntaria y consciente, sabiendo lo que contenía, sino que al ir a una cena, esta se desarrollaba en el museo.
La sorpresa fue tremenda, y muy grata.

El museo es magnífico en los tres temas que toca, automovilismo, ropa de grandes modistos del s. XX y sombreros.
Ropa victoriana solo tiene tres o cuatro modelos. Uno de ellos, el más antiguo, es el que les enseño aquí.
En terciopelo negro y bordado con cristal, pertenece a la época de Napoleón III.. Posiblemente una especie de abrigo de gala para llevar sobre un vestido de "forma natural".
Solo esta pieza creo que merecería una entrada.
No me puede resistir a fotografiar cada detalle.
Está muy bien conservado, y aunque se halla expuesto sobre un maniquí con ropa actual de complemento, lo que me hizo pensar es que hay piezas que son intemporales, y cuando la factura y el acabado son excelentes, podría pasar por una pieza curiosa y de diseño de hoy.
Otro vestido de principios del s. XX, expuesto entre otros muchos un poco posteriores.
Un magnífico Delphos.
Los vestidos de los años veinte son numeroso, tanto de calle, como de fiesta, siendo estos últimos los más abundantes.
Las capas y abrigos de esta década están también representados en la colección, mezclados con los coches.
Si quieren saber algo más del museo, de su fundador, etc, lo pueden leer en otra entrada dedicada a este mismo museo,  pero sobre sombreros, de los que también hay muchos expuestos, y que yo he publicado en mi otro blog, el dedicado a los sombreros.
Hay modelos de todo el siglo XX de los mejores modistos del mundo, desde Poiret a Coco Chanel, pasando por Courreges, Emilio Pucci, Balenciaga, Emanuel Ungaro y otros muchos.
Me centraré en los más antiguos, porque de otra forma la entrada se haría muy extensa, y se sale del objeto de este blog.
tengo que pedirles disculpas por la calidad de algunas fotos, pero estaba desbordada, había tanto para ver, tanto para fotografiar, que me pudo el nerviosismo y las ansias de no perderme nada.
Cada uno de ellos merecería un comentario, unas fotografías, un análisis, pero lo único que pretendo es animarles a visitar el museo, y si no tienen la ocasión a deleitarse viendo estas magníficas prendas.
Aparte del modisto que las diseñó, algunas son curiosas por la persona que fue su dueño, por la historia del vestido en si.
Hay piezas modernistas, Art Decó, etc. Representantes de unas épocas, de tendencias artísticas, que también en la moda dejaron sus huellas.
 Hay un libro resumen de las piezas del museo con explicaciones de muchas de ellas. Muy interesante, aunque he de reconocer que lo tengo pendiente, y solo le he dado un pequeño vistazo.
Espero que les haya gustado este intento de acercarles el museo, y sirva para que cuando visiten Málaga no dejen de verlo.

Translate